Inicio » Artículos especiales

Escribiendo La Ira de Khan. Del Omega System al Proyecto Génesis

[ 7 Abr 2014 | Por: Guillermo Calderón | 1 comentario ]

Es para muchos, también para quién les escribe, la mejor película de Star Trek de siempre, además de inspiradora de la segunda entrega de JJ Abrams.  Contamos en este artículo, extraido de la inagotable fuente de Forgotten Trek,  los avatares de los productores hasta llegar al feliz guión definitivo de La Ira de Kahn

kahn old and new

A pesar de sus debilidades Star Trek La Película fue un éxito de taquilla y no fue ninguna sorpresa que Paramount decidiera hacer una secuela. Con Gene Roddenberry en segundo plano, Star Trek fue a parar a manos del productor ejecutivo Harve Bennet, quien se encargaría de desarrollar un guión que pudiera filmarse con un presupuesto razonable y estrenarla la película en el verano de 1982. Uno de los mayores problemas era encontrar una nueva historia tras el estilo épico y serio de la primera película, que muchos encontraron inapropiado. Así que la secuela debería acercarse más a la esencia de la serie y darle a la audiencia lo que estaban esperando.

Bennet se vio todos los episodios de Star Trek para preparar su tarea. Su viaje a través de los episodios proporcionó a Bennet lo que estaba buscando. Llegó a la conclusión que la secuela tendría lo que se echó en falta en la primera; un villano. Cuando vio “Space Seed”, Bennet quedó impresionado por la interpretación de Ricardo Montalbán en el papel de Khan y decidió que era el perfecto villano para su nueva película.

En noviembre de 1980, Bennet escribió un primer borrador llamado Star Trek II, The War of the Generations. En esta historia Kirk es llamado para investigar una rebelión en un planeta de la Federación. En su camino, salva a una mujer de la que estuvo enamorado y se entera que el hijo de ambos, del que nunca tuvo noticia, es uno de los líderes de la rebelión. Una vez en el planeta, Kirk es capturado y condenado a muerte por su propio hijo, antes de saber que Khan es quien maneja los hilos y el que está detrás de la revuelta. Kirk y su hijo aúnan sus fuerzas para luchar contra Khan y la película acaba con el hijo de Kirk uniéndose a la tripulación del Enterprise.

William-Shatner-Harve-Bennett-166x200

William Shatner y el productor harve Bennet en una simpátivca instantánea

Bennet necesitaba volcar todas esas ideas en un guión que pudiera ser filmado, así que contrató a Jack Soward, que había escrito los guiones de varias celebradas “películas de la semana” además de confeso seguidor de Star Trek. Soward al instante soltó la primera bomba. Mientras que en las primeras ideas de Bennet no se mencionaba a Spock, dado que Nimoy había dejado claro que no quería participar en una secuela, Soward pensaba que tenía el modo de persuadir a Nimoy para que regresara, le propuso a Bennet que le dijera a Nimoy que en la secuela él iba a morir pasado un tercio de la película. La oportunidad de interpretar su propia muerte fue demasiado buena para dejarla pasar y decidió embarcarse en el proyecto. A partir de este punto todos los guiones que se escribieron contenían la muerte de Spock, aunque el momento concreto en la película fue inevitablemente pospuesto hacia un final dramático

Soward tenía solo unos pocos meses para escribir el guión completo antes de que los escritores fueran convocados a una huelga en abril de 1981. A final de febrero ya había escrito el primer borrador que ampliaba significativamente el material de Bennet e introducía varios elementos vitales. Ese borrador introducía la idea de que la Federación iba a probar una nueva y terrible arma conocida como Omega System.

Genesis_device_transporting

El dispositivo terraformador Génesis a punto de ser teletransportado.

Un vengativo Kahn captura a Terrell y Chekov para conseguir el sistema Omega. Terrell confesó a Kahn que Kirk había ordenado que el dispositivo fuera transportado a la USS Reliant, una nave clase Constitución como la Enterprise y le dejó claro que la iba a usar contra los Klingons en la Zona Neutral. La encargada del proyecto Janet Wallace contacta con Kirk, quien ordena que el Enterprise se dirija a Gamma Regula 4, donde el proyecto tenía su cuartel general.

En este punto el director artístico Michael Minor aportó iuna idea genial. Bennet estaba preocupado por la idea de que el Omega System fuera sólo un arma y que no se le pudiera sacar más partido. Así que Minor sugirió que se convirtiera en un dispositivo terraformador. Al reordenar la materia para conseguir su objetivo seguía siendo un arma terrible, pero la Tierra lo quería usar para crear un paraíso no para matar a miles de millones. Bennet estuvo encantado de la idea y en consonancia con su poder bíblico el Omega System se convirtió en el proyecto Génesis.

El 10 de abril Soward entrega un borrador actualizado con los cambios. En esta versión Janet Wallace pasa a ser Carol Baxter y la muerte de Spock se produce un poco más adelantada la película. Durante la batalla final, Kahn lanza el Genesis contra la Enterprise pero impacta en un planeta muerto que empieza a renacer mientras las dos naves siguen su lucha. Este borrador incluye la primera versión del simulador en la que Savik (un joven oficial Vulcano que era el primer oficial de Spock a bordo del Enterprise) falla en el recate del Kobayashi Maru. Cuando Savik se pregunta sobre su fracaso, Kirk le sugiere que el test debe desarrollarse en “un escenario de derrota segura”

La preproducción había comenzado en serio y el productor Rober Sallin y Mike Minor dibujaron los storyboards para las secuencias de efectos especiales. Pero aunque el borrador contenía mucho, si no la mayoría, de los elementos del guión final, Bennet y Sallin no estaban satisfechos. A sus ojos el guión no tenía la épica que una gran película necesitaba. Por lo tanto llamaron a Samuel A. Peeples que escribió el episodio de la serie original “Where no man has gone before”

Su guión omitió completamente el personaje de Khan y los sustituyó por dos alienígenas llamados Sojin y Moray, que habían sido exiliados desde otra dimensión y poseían poderes casi divinos. Mientras Peeples estaba

Nimoy con el director Nicholas Meyer en el set de rodaje.

Nimoy con el director Nicholas Meyer en el set de rodaje.

trabajando en el guión, Bennet y Sallin encontraron un director a medida; Nicholas Meyer. Mientras tanto Industrial Light and Magic presionaba para que se le diera el guión lo antes posible so pena de no poder entregar los efectos a tiempo según el plan de trabajo previsto.

Al final Peeples entregó el guión definitivo, Bennet y Sallin supieron al instante que no podían filmarlo: “estamos perdidos y estoy realmente preocupado” dijo Sallin.

No veo la película en mi mente. Algunas de estas ideas son demasiado dispersas y de poco calado. No hay nada que las sustente. No era más que gente disparándose unos a otros, no una historia real y consistente.”

Tres semanas después de su último encuentro Meyer llamó a Bennet para preguntarle por el guión. Aunque remiso a compartir el guión que Bennet consideraba embarazoso compartir, Meyer lo persuadió para que se lo enviara. Lo que recibió no le impresionó y llamó a Bennet para que él y Sallin fueran a su casa con todos los borradores que se habían escrito. Hicieron una lista con todo lo que ellos querían que apareciera en el film, Meyer lo compilaría en un guión que incorporaría todos esos elementos.Meyer se concentró en fabricar una narración consistente en el que todas las escenas estuvieran en el orden correcto, en sus propias palabras: “Yo sólo estaba interesado en poner cada piedra en su sitio y usar todo aquello que me resultara útil”

Meyer tenía muy claro como llevar a cabo el drama y que, a pesar de que se localizara en ambiente futurista, el film tenía que provocar sentimientos en una audiencia del siglo XX. Preguntado sobre el carácter de su aproximación a Star Trek, Meyer lo resumió en dos importantes decisiones: La primera era meter algo de humor en el proyecto lo que no quiere decir que no tratara al proyecto con el debido respeto.

Creo que poner humor en una película seria hace a ésta más seria y el humor se hace más evidente y explosivo”

La otra decisión fue algo que realmente se le ocurrió cuando Bennet y Sallin se pusieron en contacto con él por primera vez:

Yo tenía una idea vaga de Star Trek ya que no había visto la serie. Finalmente me convencí de que las aventuras de Kirk y sus amigos era una versión espacial de unas novelas que yo adoraba de pequeño; “Captain Horatio Hornblower” de C.S. Forrester. Así que me dije, eso es; “Hornblower en el espacio. Escribí el guión en doce días y fue muy, muy, como decirlo, muy marinero o como mi última mujer solía decir ‘Marinero pero bonito’.

Fuente: Forgotten Trek. Pincha aquí para ver el artículo original

Traducido por Guillermo Calderón

|

Autor: Guillermo Calderón

1 comentario »

  • Juan Antonio Campos
    Juan Antonio Campos dice:

    Muy curioso el artículo. Siempre se descubren cosas nuevas de las películas. Aunque al final supongo que a Khan lo volverían a meter en esa reunión después de haber suprimido a los dos extraterrestres.
    un saludo

Escribe tu comentario

El CSTE se reserva el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan un lenguaje inapropiado, sean considerados spam o muestren una conducta irrespetuosa hacia el resto de usuarios.